Mitos sobre tatuajes: leyendas y mitos

publicado en: todo sobre tatuajes | 0

Existen muchísimos mitos y leyendas que se cuentan a lo largo de los años que hacen a las personas dudar de hacerse uno de ellos, hoy nuestro estudio de tatuajes en Sevilla os resolverá algunas de ellas en este artículo.

Qué es un tatuaje

Los tatuajes son imágenes, textos o formas que se dibujan de una manera permanente encima de la piel, a través de la inyección de tinta u otros pigmentos debajo de la dermis. Por lo general duran para siempre. Antiguamente se realizaban de forma manual con agujas e inyecciones, en la actualidad se utilizan técnicas más modernas como es la utilización de máquinas especiales, que hacen que el procedimiento sea más rápido y eficaz.

Mitos sobre tatuajes: mitos y leyendas

 Son muchas las historias que se han creado alrededor de los tatuajes, seguidamente se presentan las más comunes:

  1. El tatuaje es permanente: lo que quiere decir que la persona no se puede arrepentir, pero en la actualidad se puede cubrir un tatuaje que no sea del agrado por otro o se puede borrar con un láser.
  2. Para muchas personas el tatuaje trae como consecuencia exclusiones sociales, son usados por personas rebeldes, criminales, marineros o prostitutas. Pero actualmente lo utiliza cualquier persona.
  3. Duelen mucho: esto va a depender de la persona, ya que cada una tiene un umbral del dolor diferente y también existen zonas que son más sensibles para tatuarse o cuando la piel de la persona es más sensible o son más delgadas.
  4. El tatuaje y la donación de sangre: la persona tatuada sí puede donar sangre, solo cuando ha pasado un tiempo determinado, en algunas partes puede ser un año.
  5. El tatuaje y el embarazo: no se recomienda cuando una mujer está embarazada. La causa es disminuir al máximo la posibilidad de una infección, y si el tatuaje se encuentra en la zona lumbar, no se le podrá colocar anestesia epidural, porque la punción atravesará la zona donde existe tinta, lo cual está contraindicado.
  6. Los tatuajes sangran mucho: si se realiza de forma correcta no existirá una perdida significativa de sangre. Es normal que salga un poco de sangre cuando el tatuador comienza a trabajar, lo cual se limpia con la finalidad de seguir inyectando tinta.
  7. Cuando la persona tiene tatuajes no se puede hacer una resonancia magnética: es totalmente falso, no es recomendable cuando el tatuaje es reciente, pero solo por prevención debido a que la herida podría sangrar por no estar totalmente curada.

Cuando se utiliza tinta blanca duele más que cualquier otro color: es falso el dolor va a depender de la zona donde se realice el tatuaje y no del tipo de tinta que se utilice